Cómo dar de baja un coche: Todo sobre Bajas Definitivas y Temporales

Si tienes un coche que ya no usas o que está en mal estado, quizás te interese darlo de baja. De esta forma, dejarás de pagar impuestos y tasas por él y podrás deshacerte de él de forma legal y ecológica. Pero, ¿Sabes cómo dar de baja un coche? ¿Qué tipos de bajas existen? ¿Qué trámites hay que hacer? ¿Cuánto cuesta? ¿Se puede hacer por internet? En este artículo te explicamos todo lo que debes saber sobre la baja definitiva de un coche.

Índice

¿Qué es la baja definitiva de un coche?

La baja definitiva de un coche es el proceso por el cual se retira de forma permanente un vehículo de la circulación y se procede a su destrucción y reciclaje. La baja definitiva implica que el vehículo deja de tener validez legal y no se puede volver a matricular ni circular con él. La baja definitiva de un coche se debe solicitar cuando el vehículo ha llegado al final de su vida útil, ya sea por antigüedad, siniestro, avería o cualquier otra causa.

¿Qué tipos de bajas definitivas hay?

Existen tres tipos de bajas definitivas para un coche, según el destino que se le vaya a dar al vehículo:

  • Baja ordinaria: es la más común y se realiza cuando se entrega el coche a un desguace o centro autorizado de tratamiento de vehículos (CAT). El desguace se encarga de tramitar la baja del vehículo ante la DGT y de emitir el certificado de destrucción y el justificante de baja definitiva. El propietario no tiene que acudir a ninguna oficina de tráfico ni pagar ninguna tasa.
  • Baja por traslado a otro país: se realiza cuando se quiere exportar el coche a otro país para su uso o venta. El propietario debe solicitar la baja definitiva por exportación ante la DGT, ya sea de forma presencial o por internet, y pagar una tasa de 8,67 euros (salvo que el coche tenga más de 15 años de antigüedad). La DGT le entregará el permiso de circulación con la anotación de baja por exportación, que le permitirá trasladar el coche al país de destino. Una vez allí, deberá matricular el coche según la normativa del país.
  • Baja para vehículos históricos: se realiza cuando se quiere conservar el coche por su valor de colección o para su exposición en un museo. El propietario debe solicitar la baja definitiva especial para vehículos históricos ante la DGT, ya sea de forma presencial o por internet, y acreditar el valor histórico del vehículo. La DGT le entregará el permiso de circulación con la anotación de baja para vehículos históricos, que le permitirá conservar el coche sin necesidad de que sea destruido.

¿Qué trámites hay que hacer para dar de baja un coche?

Los trámites para dar de baja un coche dependen del tipo de baja que se quiera realizar. En general, se necesita la siguiente documentación:

  • Solicitud en impreso oficial, que se puede descargar en la web de la DGT o solicitar en las oficinas de tráfico.
  • Identificación del interesado, que puede ser el DNI, el NIE o el pasaporte.
  • Documentación original del vehículo, que incluye el permiso de circulación y la tarjeta de ITV. Si no se dispone de esta documentación, se debe presentar una declaración responsable de no disponer de la misma.
  • Justificante de pago de la tasa correspondiente, en caso de que sea necesario. Se puede pagar online o en una entidad bancaria colaboradora.
  • Certificado de destrucción del vehículo, en caso de que se haya entregado el coche a un desguace o CAT. Este documento lo emite el desguace y acredita que el vehículo ha sido destruido y reciclado correctamente.
  • Acreditación del valor histórico del vehículo, en caso de que se quiera solicitar la baja para vehículos históricos. Este documento puede ser un certificado expedido por una entidad reconocida por la DGT, una declaración de interés cultural o una catalogación como bien de interés cultural.

¿Cuánto cuesta dar de baja un coche?

El coste de dar de baja un coche depende del tipo de baja que se quiera realizar. En general, los costes son los siguientes:

  • Baja ordinaria: no tiene ningún coste para el propietario, ya que el desguace se encarga de todos los trámites y no se paga ninguna tasa a la DGT. Además, el propietario puede recibir una compensación económica por los restos del vehículo, según el estado y el valor del mismo. Esta compensación puede variar entre los 50 y los 300 euros, aproximadamente.
  • Baja por traslado a otro país: tiene un coste de 8,67 euros, que es la tasa que se paga a la DGT por la baja definitiva por exportación. Este coste se puede ahorrar si el coche tiene más de 15 años de antigüedad. Además, el propietario debe asumir los gastos de transporte del coche al país de destino, que pueden variar según la distancia y el medio de transporte elegido.
  • Baja para vehículos históricos: no tiene ningún coste para el propietario, ya que no se paga ninguna tasa a la DGT por la baja definitiva especial para vehículos históricos. Sin embargo, el propietario debe acreditar el valor histórico del vehículo, lo que puede suponer un gasto si tiene que solicitar un certificado a una entidad reconocida por la DGT.

¿Cómo dar de baja un coche temporalmente?

Además de la baja definitiva, existe la posibilidad de dar de baja un coche temporalmente. Esto significa que el vehículo deja de circular durante un periodo de tiempo, pero se puede volver a dar de alta cuando se quiera. La baja temporal puede ser de interés si se quiere dejar de pagar el impuesto de circulación o el seguro del coche durante un tiempo, por ejemplo, si se va a estar fuera del país o si se va a dejar el coche en un garaje sin usar.

Para dar de baja un coche temporalmente, se debe solicitar la baja temporal ante la DGT, ya sea de forma presencial o por internet, y pagar una tasa de 8,67 euros. La DGT entregará el permiso de circulación con la anotación de baja temporal, que se debe conservar hasta que se quiera dar de alta el vehículo de nuevo.

La baja temporal tiene una duración máxima de un año (pudiendo prorrogarse indefinidamente por períodos de un año. La prorroga habrá se solicitarse con 2 meses de antelación al vencimiento de ese año). Si se quiere volver a dar de alta el vehículo antes del primer año, se debe solicitar el alta temporal ante la DGT, presentando el permiso de circulación con la anotación de baja temporal y el justificante de haber pasado la ITV. Si se quiere dar de alta el vehículo después de ese plazo, se debe solicitar el alta definitiva ante la DGT, presentando la misma documentación y pagando una tasa de 97,80 euros.

¿Se puede dar de baja un coche por internet?

Sí, se puede dar de baja un coche por internet, siempre que se disponga de un certificado digital, un DNI electrónico o un sistema de identificación Cl@ve. Para ello, se debe acceder al portal de la sede electrónica de la DGT y seleccionar el tipo de baja que se quiere realizar. A continuación, se debe rellenar el formulario online, adjuntar la documentación requerida y pagar la tasa correspondiente, si procede. La DGT enviará el permiso de circulación con la anotación de baja por correo electrónico o postal, según se elija.

Dar de baja un coche por internet tiene algunas ventajas, como la comodidad, la rapidez y el ahorro de desplazamientos. Sin embargo, también tiene algunas limitaciones, como la necesidad de disponer de un medio de identificación electrónica, la imposibilidad de recibir una compensación económica por el vehículo o la obligación de entregar el coche a un desguace o CAT previamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir
Ir al contenido